En todo procedimiento de separación o divorcio se adoptan una serie de medidas. Bien por los tribunales o bien por los cónyuges de mutuo acuerdo.

Estas medidas regirán la vida familiar y patrimonial desde el momento en que sean aprobadas pero:

¿Podemos modificas estas medidas una vez que estén acordadas?

La respuesta es que sí. Lo permite el Código civil en sus artículos 90 y 91 y también la Ley de Enjuiciamiento civil en su artículo 775. Enlace

«El Ministerio Fiscal, habiendo hijos menores o incapacitados y, en todo caso, los cónyuges, podrán solicitar del tribunal que acordó las medidas definitivas, la modificación de las medidas convenidas por los cónyuges o de las adoptadas en defecto de acuerdo, siempre que hayan variado sustancialmente las circunstancias tenidas en cuenta al aprobarlas o acordarlas.«

divorcio

Es muy importante el requisito de que debe haber una modificación sustancial de las circunstancias.

A modo de ejemplo;

El hijo mayor de edad no independiente y al que uno de los progenitores paga una pensión de alimentos. Comienza a trabajar y se hace independiente económicamente. Aquí si variarían sustancialmente las circunstancias, y podríamos iniciar el procedimiento de modificación de medidas para que el progenitor que paga la pensión de alimentos al hijo deje de hacerlo. Si el hijo trabaja y vive con sus propios medios, la necesidad de esa pensión ya no existe.

Puede iniciarse de tres formas:

Puede ser el Ministerio fiscal quien solicite al Juzgado que acordó las medidas, su modificación, cuando existan hijos menores o incapacitados.

En todo caso, podrán hacerlo los cónyuges de común acuerdo. Deberán redactar un convenio regulador con la asistencia de un abogado especializado.

Puede iniciarlo también una de las partes sin el consentimiento de la otra. Si es así nos veremos ante un procedimiento judicial o contencioso, iniciado a través de la interposición de una demanda.